mar 242012
 

Y podría haberlo hecho, legalmente digo, yo podría haber abortado porque me detectaron “toxoplasmosis” y según decían mi hijo podría haber nacido sordo, mudo, sordomudo, ciego, incluso con algún retraso mental… Pero no aborté. Decidí dar un voto de confianza a la naturaleza, y ésta respondió regalándome lo más grande de mi vida, mi hijo.  ¿Acaso las personas con estas afecciones no tienen derecho a vivir?. ¿Quién soy yo para decirlo?… ¿O es que hubiera supuesto un “problema” para seguir con mi vida?.

Hasta ahora nunca os he hablado de mi vida personal, y no lo volveré a hacer. Pero leyendo en “La Razón”, cuando hablábamos en Twitter de #larazonsíalavida, todos los motivos que las mujeres que se hacen llamar “feministas” argumentan, he sentido la necesidad de hacerlo.

Quiero que miréis estas fotos… miradlas bien, porque es la risa de un niño que pudo no nacer. Mi hijo.


Que cómo les cambiaría la vida si deciden seguir adelante con su embarazo mientras estudian; Que si no han terminado su carrera; Que si ellas paren ellas deciden… ¿Y la vida que impiden que nazca?. ¿Eso no importa?. Su, su y su… sólo hablan de ellas, pero no se atreven a mencionar a quien no dejan nacer.

Yo también estaba estudiando, estudiaba Psicología cuando mi hijo nació… ¿Y?. Claro que me cambió la vida, por supuesto. Y a mi hijo lo he criado yo sola, gracias a la ayuda de mis padres. Entre ellos y yo mi hijo ha salido adelante. Ellos, que me dieron la vida a mí, me ayudaron como nadie imagina para que yo diera vida a mi hijo… y ya os digo, pude abortar legalmente. No lo hice, decidí que no era Dios, y gané. Gané el amor de un hijo, lo más grande del mundo.

Mi vida no ha sido fácil, no ha sido la que yo soñaba ni para la que me estaba preparando… Pero ahora no la cambiaría por nada. He luchado como una leona, he trabajado como nadie imagina, y por nada en este mundo cambiaría los besos, abrazos y el “te quiero, mami” de mi hijo… por nada.

No es fácil tomar una decisión así, sé que habrá miles de chicas que están en una situación parecida, y no soy nadie para dar consejos. Sólo os puedo decir una cosa, y es que nada es más bonito en esta vida que ese beso o ese abrazo. Nada se parece a ver su sonrisa; Escuchar su llanto; Sufrir sus fracasos y compartir sus logros. ¡Claro que no es fácil… ni cómodo!. Pero no hay nada igual. No se puede describir.

Si alguien que pueda leer esto se encuentra en una situación así, por favor, que no mate a su hijo, que lo piense bien… y si de verdad considera que su vida “no puede cambiar” que piense la cantidad de padres que no pueden tener hijos y necesitan adoptar. Hay muchas soluciones, hay mucha gente falta del cariño que sólo un hijo sabe dar. Piénsalo por favor, regala vida.

Sólo sé que hoy es el Día Internacional de la Vida, y no sé cómo sería la mía de no haber tenido a mi hijo, pero sí sé cómo es después de haberlo hecho, y sé lo feliz que soy .


  One Response to “Yo no aborté…”

  1. Y también te comento aquí para decirte que me alegro por tu hijo y porqué no saliera nada mal, nada que ni tú, ni tu hijo ni ningún ser humano mereciera. Y te aplaudo por parecerme valiente y por haber aguantado en tus creencias pese que te arriesgabas, a tal y como tu has dicho, no ‘haber pasado una vida fácil’. No contribuyas a hacerle la vida difícil a nadie, a nadie de tu alrededor, nadie lo merece. Hiciste vida, haz vida con los de tú alrededor también, construye y no destruyas. Hay muchos ya también hemos nacido.

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>