feb 042012
 

Anoche estaba viendo la tele cuando, de pronto, el ordenador que tenía cargando en la mesita de trabajo cambió la lucecita de “naranja a blanco”… señal de que se había cargado pero que nunca había visto el momento justo en el que cambiaba. Ya está, me levanté automáticamente y lo desconecté de la corriente.


Fue normal, fue tan espontáneo que me sorprendí  preguntándome por qué no nos paramos a mirar un poco más allá… igual la vida está llena deseñales” en las que no reparamos.

Cuando el semáforo se pone en rojo paras; Cuando la luz de la gasolina del coche se enciende, repostas; Cuando te aparece una crucecita en la wifi, reinicias… ¡Y todo lo hacemos de forma tan inconsciente, tan automática!… Jo, ¿por qué no nos han hecho a las personas con una lucecita que señale cuándo necesitamos ser reiniciadas, repostadas o frenadas?

Ojalá la vida fuera más fácil, ojalá se nos encendiera una lucecita de aviso cuando algo no va bien y lo pudiéramos solucionar a tiempo. Una señal de que te van a despedir y otra en la cafetería de al lado indicando que necesitan a alguien como tú; Una señal de que te vas a enamorar y otra en el chico que se te cruza diciendo “eh… que soy yo”. Una luz que te indicara que algo va a pasar, y otra con la solución.

No sé, ojalá esta vida estuviera llena de señales que nos llevaran a todos hacia la felicidad.

Sería maravilloso, ¿verdad?


 Posted by at 12:16

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>