mar 282013
 

¿Quién se atreverá a tener “cafés pendientes” en su comercio?.

Hoy he visto un artículo, de los miles que circulan por las RRSS, y no sé si será cierto o no, pero en caso de serlo me gustaría saber cuántos comercios en España se atreverían a llevarlo a cabo. A ellos no les costaría un céntimo y entre todos podríamos ayudar a mucha gente. Leed, a ver qué os parece:

EL CAFÉ PENDIENTE
“Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas.:
– Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres “pendientes”.
Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto:
– ¿Cuáles son esos “cafés pendientes”?
Me dicen:
– Espera y verás.
Luego vienen otras personas. Dos chicas piden dos cafés – pagan normalmente. Después de un tiempo, vienen tres señores y piden siete cafés:
– Tres son para nosotros, y cuatro “pendientes”.
Pagan por siete, se toman los tres y se marchan. Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos. Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. De repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja:
– ¿Tienen algún “café pendiente”?

(Este tipo de caridad, por primera vez apareció en Nápoles. La gente paga anticipadamente el café a alguien que no puede permitirse el lujo de una taza de café caliente. Allí dejaban en los establecimientos de esta manera no sólo el café, sino también comida. Esa costumbre ya ha salido de las fronteras de Italia y se ha extendido a muchas ciudades de todo el mundo).

Yo no soy de las personas que dá dinero cuando ve algún mendigo en la calle, más que nada porque la mayoría son “mafias organizadas” ( lo siento, pero es así ) que todos vemos por las mañanas bajar de las furgonetas y “ocupar” sus puestos, incluso gente a quien compras algo cuando sales del súper y te dicen que no lo quieren, que sólo quieren dinero. Pero si alguien me dijera que tengo la oportunidad de dejar pagado un desayuno, una barra de pan, un pollo asado… lo que sea, a alguien que de verdad lo necesita, sería la primera en dejar pagado ese “café pendiente”. 

Ahí lo dejo, igual empezamos a crear una “cadena de favores”  y lo ponemos de moda, ¿sí?.

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>